La impresión lenticular

Cuando recuerdo la infancia reciente me veo coleccionando cromos, el tengui, tengui, falti que ahora me parece tan inocente, con aquellos cromos especiales, con purpurina, metalizados, o aquellos que tenían movimiento cuando les cambiabas el ángulo… joer, tantos recuerdos me hacen parecer viejo, pero qué coño, ¿alguien tiene toda la colección de la Bella y la Bestia?

Esta entradilla tan ñoña es una forma de introducir el artículo que tratar quiero. Mariposeando por la red, encontré la versión digital de una revista que recibo en el curro, y trata sobre impresión lenticular, que es esa tan molona de varias imágenes en una, que moviéndola aparece una u otra.
Tiene algunos aspectos técnicos bastante insustanciales, pero una ojeada por encima te da una idea sobre qué es y cómo funciona. Datos que conviene almacenar en el disco duro para impresionar a algún cliente, que joer, es innegable que quedas como un profesional de esos de quitarse el sombrero.

Menos palabrería insulsa, el link al pdf:

Impresión lenticular y demás temas de imprenta