Ojo con el Wire-o!

Hace relativamente poco que en la imprenta donde trabajo nos encontramos con un problema que hasta ahora no habíamos tenido, que por suerte no ha quedado en más que un buen susto, pero podría haber salido cara la broma.
Con el fin de evitar ese susto a otros compañerous de profesión, un par de esquemas explicativos sobre de qué va el tema.
Como siempre, éste artículo no es más que una pequeña información sobre una experiencia personal, y como tal completamente sujeto a cambios. En ningún caso pretende mostrarse coma una verdad absoluta ni nada por el estilo, esto son simples consejos de un colega dedicado a la producción en una imprenta, que habiendo sufrido en sus carnes un sustillo, lo muestra para evitar que se repita en lo posible, y si alguien que lea esto tiene alguna solución o no comparte algo, serán bienvenidas sus aportaciones.

Para poner en situación al personal, se trata de un calendario, de esos que van con wire-o o espiral por arriba, y con una peana de cartón para apoyarlo, según se ve en el garabato de abajo.

El diseño del calendario contemplaba en la peana la impresión de un texto, algo así como la web de la empresa o la dirección. En los documentos verificamos que el diseñador había preparado las hojas del calendario de manera que quedaba la dirección justo debajo, una vez montado el calendario con su peana.
Pero una vez montado, ya realizada la impresión y en fase de postproducción y manipulado, resultó que las hojas del calendario tenían una caída, que no contemplamos de ninguna manera, y el texto de la peana quedaba oculto por la bajada inesperada de las hojas. En la primera ilustración se ha pretendido marcar en rojo el tema en cuestión.
Aquí una ampliación de la parte del wire-o con la bajada que se comenta.

La solución resultó ser recortar todas las hojas del calendario, que afortunadamente no había nada al margen, y salvar así lo que se perdía con la bajada. Esto es algo que podría haberse evitado haciendo una maqueta en papel real con el paso del espiral/wire-o correspondiente, y poder medir sobre un objeto real cualquier cosa que mentalmente pueda pasar por alto. Evidentemente las prisas, fechas de entrega ajustadas y otras lindezas que nuestra profesión exige no siempre permiten tanta meticulosidad, pero por lo menos, ésta no nos la volverán a pegar 😉

  1. Curiosamente yo mismo me encontré con ese problema al hacer un calendario cuando estudiaba. Jamás pensé que en una imprenta podría llegar a pasarles. Eso sí, ahora siempre que hago un calendario con espiral, tengo en cuenta esa caida a la hora de hacer el diseño.

    Por cierto, en este caso, ¿la culpa era vuestra o del diseñador?

  2. Jeje te han molado las “ilustraciones”, eh jefe? juas juas
    Cierto que hubiera quedado mejor algo más elaborado, pero es que esto es el doble de rápido!
    😉

  3. Si tenéis que encuadernar con wire’o u espiral unidos a tapa dura, echar un vistazo a esta página (www.dgs-spain.com). Creo que soluciona bastantes problemas. Lo presentan en Graphispag 2011

  4. Tengo alrededor de 15 años haciendo el trabajo de los wire-o, y siempre tomo encuenta que al ser un circulo, siempre habra una caida entre 1/16 o 1/8 dependiendo de la cantidad o el material a
    utilizarse, asi mismp sucede con las agendas de tpa dura en el paso 2:1 si no se toma en cuenta la
    terminación de las mismas las hojas se sobresalen hacia delante, y termina muy feo, hay que hacer muestras para llevar en el corte las hojas de tal forma que cuando se ponga el anillo no se tiren
    hacia delante con respecto a la portada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *