El mundo del blanco y negro

Desde hace algún tiempo quería escribir un pequeño articulo sobre un tema que me apasiona dentro del retoque fotográfico digital: el uso del blanco y negro como vehículo para captar el “espíritu” de la fotografía sin color y conseguir darle un aspecto clásico a la misma.

El término popular “blanco y negro” hace referencia a que no existen medias tintas, o es una cosa o es otra. Sin embargo a mi siempre me ha gustado pensar que hay tonos grises y ligeros matices que pueden diferenciar (y bastante) el resultado final de una composición con esta mínima gama cromática. Como veremos a continuación, observaremos que hay múltiples formas de conseguir una fotografía b/n y no en todas vamos a conseguir el mismo resultado.

Sin meternos de lleno todavía en lo que nos interesa:


(Imagen ampliada)

En esta imagen se muestra la misma fotografía en diferentes “estados”. Tan sólo hay que echarle un ojo al histograma (la gráfica que acompaña a cada foto) para ver que los niveles de blanco y negro son distintos. Pero bueno, esto era sólo para observar rápidamente que sí que se pueden notar los diferentes matices.

Lo que vamos a ver ahora son 6 métodos para conseguir una fotografía en blanco y negro, unos similares y otros totalmente distintos. Seguramente cada uno veréis de manera distinta las imágenes (la calibración del monitor) asique incluyo los histogramas también. De todas formas, de cada uno de nosotros dependerá cuál llevaremos a la práctica cuando lo necesitemos. La foto de partida es la siguiente:

Método 1: Función Blanco y Negro de la cámara de fotos

Sin ser un método propiamente dicho, es raro que las cámaras actuales no incorporen algun filtro para poder darle a la fotografía que se va a tomar, un aspecto sepia o blanco y negro. Su uso dependerá del modelo de la cámara evidentemente. Es el método más sencillo pero menos recomendable puesto que no se guarda ningún tipo de información sobre el color.

Método 2: Escala de grises

Vamos a pasar la imagen a Escala de Grises. De esta forma, obtendremos una imagen monocromática de 256 tonos entre el blanco y el negro, construida con 8 bits/pixel (2 elevado a 8) y que sólo constará de un canal. En se hace desde Imagen>Modo>Escala de Grises. Es el método más comunmente usado cuando se va a imprimir a un sólo color en offset.

Método 3: Tono y Saturación

Desde Imagen>Ajustar>Tono/Saturación, desplazaremos el valor Saturación hasta -100

La saturación de un color es el inverso de la cantidad de gris que contiene. Cuanto más alto sea el contenido gris, menor será la saturación. Es el grado en que uno o dos de los tres colores primarios RGB predominan en un color. A medida que las cantidades de RGB se igualan, el color va perdiendo saturación hasta convertirse en gris o blanco.

Método 4: Desaturar

El resultado es similar al método anterior, sólo que se realiza de manera automática desde Imagen>Ajustar>Desaturar

Método 5: Modo Lab

Imagen>Modo>Lab Color. Recordemos:

Básicamente el modo lab toma como referencia tres puntos para representar un valor tonal dentro de una esfera colorimétrica (un valor a correspondiente al eje x; un valor b para el eje y; un valor L para determinar el plano luminoso en el que se encuentra).

Después vamos a la paleta de Canales y hacemos clic sobre el llamado iluminación. A continuación, transformamos la imagen a Escala de Grises tal y como hemos visto anteriormente. Un paso opcional aquí sería duplicar la capa y ajustar el método de fusión a Multiplicar para poder obtener diferentes variaciones de contraste.

Método 6: Mezclador de canales

El mejor y el que más libertad te da pero el más lento y subjetivo. Se realiza mediante la creación de una capa de ajuste (Capa>Nueva capa de ajuste>Mezclador de canales). Dentro de la nueva ventana marcaremos la opción monocromo y “jugaremos” con los deslizadores de manera que la suma total de porcentajes, ronde el 100-180. Con este método podremos previsualizar cómo quedará la imagen antes de aplicar el cambio y la amplitud de variaciones hace que sea una de las más usadas.

Estos son los 6 métodos que conozco. Sin embargo, indagando por las zonas más oscuras de Internet, he descubierto un séptimo método. Un método que sólo está al alcance de los más profesionales pero del que he querido dejar constancia en este pequeño articulo.

Método 7: ¿?

Hasta aquí hemos llegado. Si la próxima vez que veáis una foto en blanco y negro, recordáis la cantidad de formas que se ha podido conseguir, habré logrado mi objetivo 😉

Agradecimientos especiales a Alberto por su “método especial” y a Juan por aportar información. Algun apunte se sacó de: Fotonostra y Fotomundo.

Skeku.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *