Lápiz y papel

Quizá no sea de los más indicados para hablar sobre el excesivo uso del ordenador en el mundo gráfico debido a que yo “nací” con su inclusión en el diseño, pero por otro lado creo que es bueno el haberme dado cuenta de la importancia que tiene el saber trabajar cuando tu inestimable compañero electrónico está off.

Hoy en día parece que cualquiera puede ser diseñador. La irrupción de la autoedición e Internet ha facilitado enormemente este hecho y puede decirse que yo empecé en esto como lo haría cualquier usuario normal con acceso a Internet. Empecé a ver en foros que la gente se diseñaba sus firmas, se hacía sus páginas web…y yo también quería. Asi pues me puse manos a la obra y empecé a buscar tutoriales por la red, a ver cómo el resto de personas hacían eso que yo también quería hacer, en definitiva, hacer lo que se espera que haga un novato. Aprender.

bocetos

Pasó el tiempo y fui adquiriendo nuevos conocimientos a la par que entendía que el diseño gráfico no era simplemente hacer firmas o banners de publicidad de tu página personal. Esto era un mundo mucho más grande de lo que a priori pensaba. Pero no me desanimé y seguí con ello hasta el punto en el que he podido encontrar trabajo haciendo lo que quiero: diseñar. Y es ahora cuando empiezo a darme cuenta que debo dar un paso atrás para poder seguir hacia delante. Porque, ¿qué puede pasar el día que no tenga disponible un Pc?

Sin ordenador, la única herramienta de la que dispones es una buena idea, la creatividad. Y aunque pueda parecer un lastre, el no usar el Pc no te limita a la tediosa búsqueda de tipografías que queden bien o a aplicar una y otra vez efectos de sombreado sobre esa imagen. Internet es enorme y el acceso a casi infinitos recursos de diseño es como un arma de doble filo puesto que te facilita tu labor por un lado…pero por el otro te limita. Crear un diseño a mano lo convierte en algo personal y con identidad propia (sin contar las posibles influencias que hayan tenido que ver en su realización), algo de lo que sentirte realmente orgulloso. Además es algo que siempre oirás que otros diseñadores recomiendan, volver al principio.

Por eso he decidido que no es tarde para apagar el ordenador un poco y a pesar de no tener formación artística, coger lápiz y papel y dar rienda suelta a la imaginación. Ya sea un logo, una ilustración o maquetación es importante tener unos conocimientos básicos y sitios como Dibujando te ofrecen la posibilidad de acceder a lecciones básicas de dibujo sin pagar nada.

No estoy “informatizado” del todo, creo que aún puedo remediar la falta de bocetos en mi tablón. Es bueno saber que tienes una herramienta como el Pc que facilite el trabajo del diseñador. Pero también hay que recordar que hay otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *