No te preocupes. Eso pasa.

Mañana mi hermano cumplirá 18 años. Mayoría de edad legal. Se acerca peligrosamente a la edad con la que empecé a tener claro que yo no sabía qué iba a hacer con mi vida. Y no me hubiese venido mal algún consejo extra. Pero no todos tenemos esa suerte. Con él no quiero que eso pase. Y él sabe que no va a pasar.

Obviando los detalles más materialistas que se le puedan entregar, tras releer hace unos días lo que escribí en 2005, FAQ del diseñador gráfico, pensé que podía ser buena idea hacer público el primer regalo de cumpleaños que tenía pensado. Al fin y al cabo se trata simplemente de compartir algunas experiencias y reflexiones que durante los últimos -casi- 10 años he tenido tanto en el terreno profesional como en el personal. Siempre lo he dicho: aptitudes y aCtitudes.

Aunque lo escrito tiene un marcado tono personal, me ha parecido que hay información que podría ser interesante para todos los que están «tiernitos» y buscan los consejos de un aspirante a viejo cascarrabias como el que aquí escribe. ¡No veo el momento en que empiece a usar el término «paparruchas» en mis conversaciones de abuelete!

Sinceramente no creo que mi hermano termine dedicándose a este mundillo como lo he hecho yo. Mi objetivo no es empujarle a que lo haga (aunque he sido el primero que le he motivado a ello y que le ha puesto delante cada cacharro que haya podido necesitar) sino que decida lo que decida, sepa cómo enfrentarse a todo el camino que le queda por delante. Porque no es fácil.

Chavalote, decidas lo que decidas:

  • No pierdas las ganas de trabajar (estudiar) y esforzarte, por muy complicado que se te ponga todo. A veces el camino se hará duro y muy cuesta arriba. A veces llegaremos al final del mismo y no obtendremos una recompensa lo suficientemente buena como para que pensemos que el esfuerzo ha merecido la pena. No te preocupes. Eso pasa. Sigue adelante. Sigue. Pelea por avanzar hasta los pequeños grandes momentos de la vida.
  • En algún momento sentirás envidia por lo que saben hacer los demás y por lo que tienen. No te preocupes. Eso pasa. Hay una envidia sana que creo que es muy positiva y te motiva a seguir adelante, haciendo que busques nuevos retos.
  • Sé humilde.
  • No trates a las personas con desprecio.
  • Sé generoso.
  • No cierres las puertas dando portazos. Sí, ésta va con doble sentido.
  • Todavía puedo ganarte echando un pulso.
  • Muchas veces no tomamos decisiones por miedo. No te preocupes. Eso pasa. Pero las decisiones no las tomará nadie por ti. Es TU vida y TÚ eres responsable de lo que quieras hacer con ella. Los demás estamos como «suplentes» para echar una mano. A veces al cuello y a veces para repartir la carga.
  • Puedes hacer sobreesfuerzos de manera puntual. A veces te lo pedirán aunque sea sutilmente. No te preocupes. Eso pasa. En cualquier aspecto de la vida. Pero el límite lo tienes que poner tú.
  • Tendrás días en los que te pongas a trabajar y simplemente no te salga nada o no te llegue la «inspiración divina». No te preocupes. Eso pasa. Haz un pequeño break o intenta solucionar tareas pendientes con un componente creativo menor. Aprende a lidiar con estas situaciones.
  • Tendrás días que se pasarán volando y otros en los que el reloj va hacia atrás. No te preocupes. Eso pasa. Tendrás tareas con las que vas a disfrutar y momentos en los que te arrepentirás de estar haciendo lo que haces.
  • Recíclate profesionalmente y no dejes de aprender. Necesitarás invertir mucho tiempo en ello. Pero vale la pena.
  • Hay gente que se intentará aprovechar de ti. Sé buena persona, no seas gilipollas.
  • Aprende inglés, bitch.
  • El trabajo es trabajo. Por mucho que te pueda llegar a gustar a lo que te dedicas, puedes llegar a «quemarte». No te preocupes. Eso pasa. ¿Quizá necesites un cambio llegado el momento?
  • Ten proyectos personales o un hobby. Es algo que te ayudará a desconectar.
  • Demuestra lo que sabes hacer. Las palabras se las lleva el viento.
  • El deporte es una forma genial de reducir las ganas de matar. Léase «ganas de matar» con cierta ironía, oigan.
  • Tendrás ideas geniales que empezarás y dejarás a la mitad. No te preocupes. Es normal. No te sientas demasiado frustrado por ello.
  • Habrá momentos en los que estés empleando tu tiempo libre en no hacer absolutamente nada. Puede que incluso te sientas mal por ello. No te preocupes. Es normal. A veces me he «obligado» a invertir mi tiempo en cosas que productivamente hablando son lo peor. En efecto, hablo de la Playstation y Steam.
  • Probablemente no te hagas millonario. Aunque yo te lo agradecería, ¿eh?
  • Lee. Lee mucho. Porque leyendo mejoras tu vocabulario y tus capacidades comunicativas.
  • Rodéate de gente con la que puedas compartir inquietudes profesionales. Aunque sea vía Skype o en un foro. Nunca sabes dónde puedes encontrar a un buen amigo con el que compartirás grandes momentos. Mírame a mí, ¡estuve en la boda de RUDE!
  • Aprovecha las facilidades que te ofrece Internet para darte a conocer y difundir tus capacidades. No todos nos convertiremos en youtubers de éxito pero LA RED es una herramienta increíble con un potencial enorme. Encontrarás comunidades y recursos dedicados a, probablemente, todas las profesiones del mundo. ¡Apróvechalo cojones!
  • «Tírate a la piscina» (creo que es como mejor se aprende bajo algunas circunstancias) y pon toda la carne en el asador para conseguir llegar a buen puerto. Eso no te garantiza el éxito pero nadie podrá decirte que no has hecho todo lo que has podido. Y si sale bien, la sensación es increíble.
  • Está permitido llorar.
  • A veces dirás cosas por hacer daño y luego te darás cuenta de que ha sido una mala decisión. No te preocupes. Eso pasa. Reflexiona sobre ello y luego no te quedes callado. Pide disculpas o háblalo.
  • Recuerda de dónde vienes.
  • Hay reglas que cumplir. En alguna ocasión las verás de manera injusta. Pero hay reglas. Hermano mayor mode on.
  • Valora las consecuencias de tus actos y responsabilízate.
  • Tus padres te han querido siempre, aunque no se demuestre como se debe.
  • No tengas miedo a pedir ayuda. No esperes a que sea demasiado tarde.
  • El «si hubiese tomado otra decisión…» te atormentará en algunos momentos. Pero no puedes dejar que eso te guíe ni te paralice durante el resto de tus días. Lo hecho, hecho está.
  • Te equivocarás. No te preocupes. Es normal. Equivocarse puede ser sano. Los errores son una gran forma de adquirir experiencia.
  • Y recuerda: el tiempo no se detiene ante nada ni nadie.

Feliz cumpleaños cabezón 🙂

vaya-dos
En el 2002, posando como supermodelos.
  1. Muy bueno el articulo Armando. Ojala hubiera tenido yo un hermano como tu para que me diera consejos tan valiosos como los que tu le das!
    Sigue apoyandole y dejando también que de vez en cuando se caiga para que se de cuenta por si mismo!
    Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Up Next:

RETOKA - Poems about evolution

RETOKA - Poems about evolution