The Starter Kit

The Starter Kit

Llegó por fin el momento de dar luz verde a este post. Lleva muuucho tiempo como borrador y lo he reescrito unas cuantas veces para que no se hiciera demasiado pesado. Pero también es verdad que se estaba demorando en exceso su publicación.

Como decía toca hacer público otro rinconcito en el que llevaba trabajando un tiempo. A efectos prácticos apenas le he dedicado tiempo real pero en la cabeza lo he tenido muchos meses. Pensaba cómo afrontarlo, qué hacer, si verdaderamente le veía utilidad, … No tenía ganas de crear algo que me fuese a aburrir al poco de empezar o que no me sirviese para nada. Y es que como le decía a David Navarro justo aquí, mi intención no es meter algo más en el saco internetil sino hacer algo mínimamente potable y ÚTIL. Que sea más o menos relevante el tiempo lo dirá.

Escribo esto no sólo para dejar el link unas pocas de veces [SPAM]http://www.thestarterkit.info/[SPAM]. Me gustaría, al igual que hecho en otras ocasiones, contaros un poco la experiencia global: qué he aprendido, qué me ha motivado, qué he hecho mal… Ya sabéis, la típica batallita de la que siempre se puede sacar algo útil tras su lectura. Porque si algo agradezco cuando me encuentro a compañeros del gremio (ya sean más de artisteo o de meter código que sólo entienden ellos) es que me cuenten sus experiencias.

¿De dónde surge la idea?

The Starter Kit es una “involución” de , lo que iba a ser este rincón desde un principio pero que terminó comiéndose a sí mismo y haciéndose demasiado grande. Y no es que fuese malo, pero se iba alejando peligrosamente de la idea inicial. Y soy un poco maniático con estas cosas.

Criterion ha ido haciéndose bien grandote al ir incorporando nuevas temáticas que si bien eran también muy interesantes, no gozaban de esa “practicidad” que sí que tenían los posts puramente sobre . Ha ido pasando el tiempo y empezaba a echar de menos el poder acceder rápidamente a esos enlaces y que tenía archivados durante todos estos años. Bueno rectifico. YO realmente sí podía hacerlo fácilmente. Podéis preguntarle a Marcos o a Elad el “indexado mental” que tengo de Criterion 🙂

Tanto el sistema de búsqueda de WordPress como los chorromil posts escritos a veces no ayudaban demasiado a que encontrárais lo que buscábais en más de una ocasión. Y eso que he hecho de todo: usar una búsqueda mejorada, optimizar todo lo posible los tiempos de respuesta, palabras clave pensadas en el usuario y no en en los robots de los búscadores, etc… Muchos incluso me escribíais por mail preguntándome por algo que habiáis visto en la web pero que no encontrábais. ¿Qué sentido tiene tener recursos interesantes si hay gente que no los encuentra? Seguro que más de uno se volvió por donde vino con las manos vacías.

Y es que yo si encuentro algo útil, quiero compartirlo. Sé que a alguien le podrá ayudar en algún momento. Y si resulta que lo meto en la web y se puede complicar mucho su localización, termina perdiendo en parte el sentido de seguir añadiendo contenido de este tipo. Aún así, como me seguía gustando Criterion tal y como iba evolucionando, estaba claro que lo que necesitaba era montar algo más.

Cuando entré a trabajar en [Q] allá por el 2008 (Criterion cumpliría 3 años en Marzo de ese año) ya les comenté una idea que me rondaba por la cabeza. Se trataba de un directorio de links basándome en la idea del archiconocido Web Developer’s Handbook [en]. Como yo soy muy de “pezuñas” a la hora de meterme con código, podría aprovechar que en el estudio tenía compañeros que me podrían echar una mano con ello. Además ese directorio cumpliría con creces mi “necesidad” de tener algo más práctico y eficaz.

boceto FW
(un primer boceto del directorio que tenía en mente allá por los inicios de 2008)

…Como véis, estamos en el 2013 y esa idea como tal aún ho ha visto la luz :mrgreen_wp: A veces sacar proyectos paralelos es tremendamente complicado cuando ya tienes además algunos abiertos como en mi caso era este “blog”. Encima me “lío” y me pongo de vez en cuando a hacer talleres, charlas y cosas así :S Pero ha sido en este último trimestre cuando ya me he plantado y me he dicho “ahora o nunca”.

Podéis pensar que podría haber optado por un sistema “externo” en vez de dar tantas vueltas. Podía simplemente añadir los enlaces a Delicious. Pero no me convencía mucho el sistema. Quizá lo más cercano a mis pretensiones es Urlist [en], un gran gran descubrimiento de [Q]Boss. Lástima que lo descubriera tan tarde. Estamos hablando de que lo utilicé por primera vez a finales del año pasado. Y de todos modos también me picaba el gusanillo por volver a “cocinar algo” y tener delante de la pantalla algo que no fueran los proyectos del día a día (y que tampoco tuviese que ver con todo lo relacionado con Steam :mrgreen_wp:)

La decisión estaba tomada.

Montando el tinglado

Estuve estudiando un poco por encima el emplear algún CMS como Perch [en] o GetSimple [en] pero rápidamente lo desestimé. Serían sistemas livianos, que seguramente ofrecen buenos tiempos de respuesta para proyectos pequeñitos como éste. Pero si me tiraba a la piscina para aprender algo nuevo, el proceso de puesta en marcha se dilataría tremendamente. Y yo no quiero montar algo de lo que vivir. Sólo quería un rinconcito decente donde compartir mis recursos. Por tanto estaba claro que WordPress sería la base. Llevo muchos años pegándome con este sistema y cuenta con una sobrada comunidad.

Recordad siempre que a la hora de decantaros por determinadas tecnologías es especialmente importante saber qué comunidad hay detrás. Especialmente importante +2 si además tienes un perfil coder-pezuñesco como el mío. No hay mayor satisfacción que encontrar en Google que no eres el único al que el plugin X le falla la opción Y cuando también instalas el componente Z.

Con la idea de recortar el tiempo de desarrollo total del proyecto lo máximo posible también pensé que lo mejor que podía hacer era dedicarle el mínimo esfuerzo a la fase de diseño. Repito, no quería centrarme en le contenedor sino poder luego emplear mi tiempo en el contenido. Para ello, me serví del trabajo que ya conocía en términos de temas premium de WordPress desarrollados por Mike McAlister y por DesignersThemes, decantándome por una solución de estos últimos. Así de paso, aprovecharía para trabajar un poco con las tripas de temas que vienen bastante supervitaminados.

Pues ale, sistema escogido, diseño comprado… a montarlo todo, adaptarlo un poco y “pa’lante”. La idea era sacar el “producto mínimo viable” que ya iría mejorando cuando buenamente pudiera. Es importante que la fase inicial no se demore eternamente. Es preferible lanzar algo “básico” e ir mejorándolo que intentar pulir al máximo y retrasar demasiado la salida. Y es que además siempre fallará algo por mucha atención que se le quiera prestar. Os recomiendo que le echéis un vistazo a Bootstrapping a Software Product [en] que a pesar de no estar directamente relacionado con esto, sí que hay alguna idea que tomé de ahí.

A día de hoy

A día de hoy The Starter Kit sigue en pañales pero no es algo que me preocupe realmente. También hay proyectos similares como Agile Designers [en], The Toolbox [en] o Hey, designer [en] que son notablemente mejores y más chulos. Pero tampoco me importa demasiado. No busco competir ni generar un sitio referente sino intentar aportar algo más. Y mis esfuerzos están centrados en añadir recursos de manera directa que sean útiles. De hecho si entráis a curiosear veréis que mi intención no es generar pageviews. Prácticamente todo lo que hay empuja al usuario a que visite directamente el recurso: no hay página de detalle, el rss enlaza directamente al recurso, etc… Como veis, todo un fracaso en lo que a buscar engordar las visitas se refiere xD. Pero mi objetivo en esta ocasión es obtener información y recursos muy rápido. Cuanto más rápido, mejor.

A nivel funcionalidades tengo un “roadmap” mental en el que anoté qué cosas quería añadir…mejorar el “responsive”, un “live search”, unos botones para compartir en plan social, un formulario de contacto… Todo esto lo pensé sin una fecha marcada. Eso es un gran FAIL porque muy personal que pueda ser el proyecto es necesario marcarse una ruta, unas metas y UNAS FECHAS. No hacerlo supone que el tiempo de desarrollo se alargará notablemente. Es la pura verdad. Reconozco que tengo que ponerme las pilas.

De momento voy añadiendo un buen puñado de recursos que tengo o bien aquí archivados o en la carpeta de favoritos que no deja de engordar 🙂 Ale: http://www.thestarterkit.info/ (y en @TheStarterKit)