Mejorar fotos digitales

Últimamente me he tenido que empapar de todo lo relacionado con el tratamiento que recibe la fotografía durante su paso por el pc, en los pasos previos a su impresión (sin meternos en el método que será usado para tal fin), y me he dado cuenta que , partiendo de una imagen con ciertos defectos, podemos conseguir una imagen con mayor contraste y enfoque que la original.

A modo de tutorial me gustaría explicaros los pasos que hay que seguir para mejorar una foto digital…y no morir en el intento.

Requerimientos

Photoshop (recomendada versión 7 o superior) y una foto (te recomiendo que uses la de este tutorial si es la primera vez que haces esto).

Tiempo estimado

Entre 10 y 30 minutos.

Lo primero es abrir la foto con Photoshop y darle un “repaso general”. Esta es la foto que usaré en este tutorial:

Lo que podemos observar a simple vista es que es bastante oscura y apenas tiene contraste. Para verlo gráficamente recurriremos a la herramienta histograma/em>. De acuerdo con esta foto, el histograma se verá del siguiente modo:

El histograma muestra los diferentes niveles de blancos y negros (luminosidad y oscuridad) de la imagen. La parte derecha corresponde a los valores de luz y la izquierda a los de oscuridad. Como vemos, apenas presenta niveles de luces. Nuestro primer paso será corregir esto aumentando la luminosidad de la imagen.

Para poder modificar la luminosidad sin afectar a la composición tonal (RGB) deberemos pasar al modo Lab. Esto se hace desde el menú Imagen >> Modo >> Modo Lab.

Básicamente el modo lab toma como referencia tres puntos para representar un valor tonal dentro de una esfera colorimétrica (un valor a correspondiente al eje x; un valor b para el eje y; un valor L para determinar el plano luminoso en el que se encuentra).

Ahora vamos a Imagen >> Ajustes >> Niveles y dentro de la nueva ventana deberemos variar el rango de niveles para que sólo se tengan en cuenta los que contiene la imagen. Esto se hace desplazando hacia la izquierda la pequeña flecha blanca del histograma desde el punto 1 al 2 tal y como se muestra en la imagen.

OJO! Esto es aplicable en esta foto en concreto. En otros casos por ejemplo deberás mover la flecha negra si es que la imagen apenas tiene niveles de oscuridad.

En este punto la foto habrá adquirido un poco más de contraste.

Sin embargo no parece ser suficiente. Ahora recurriremos a la toma de punto negro y punto blanco y para ello usaremos Muestra de color disponible en la barra de herramientas de Photoshop ( cuentagotas >> medición de color).

La toma de punto negro y punto blanco hace alusión a la búsqueda de las zonas de mayor porcentaje de oscuridad y luminosidad respectivamente

¿Ya lo tienes? Pues ahora lo que hay que hacer es buscar el punto más claro de la imagen y marcarlo haciendo clic . Hacer lo mismo con el punto más oscuro. Puede ser de mucha utilidad el tener a la vista la ventana info para poder visualizar los valores de luminosidad. En RGB el valor de luminosidad más alto es 255 para los tres canales (no importa que tengan el mismo valor los 3 pero sí deberían estar aproximados) y en Lab 100 para L). Los que yo he cogido son estos:

Ahora con esos puntos tomados, nos vamos a Imagen >> Ajustes >> Curvas. Una vez ahí y antes de seguir con el siguiente paso debemos comprobar que los valores que se van a tener como referencia para la posterior transformación a otros modos de color (CMYK generalmente) son los correctos. Para ello hacemos doble clic sobre el icono de cuentagotas con tinta negra e introducimos los siguientes valores:

C: 95 M: 84 Y: 84: K:78

Aceptamos y repetimos la operación, haciendo doble clic sobre el icono del cuentagotas con tinta blanca y usando esta vez los valores:

C: 5 M: 3 Y: 3 K:0

¿Ya? Estos valores son generales asique pueden usarse en otras fotos sin problema.

Ahora lo único que tienes que hacer es pulsar una vez sobre el icono de cuentagotas con tinta negra y hacer clic sobre el punto que tomaste anteriormente como más oscuro. Repite la operación usando el icono del cuentagotas con tinta blanca y haciendo clic sobre el punto que consideraste más luminoso. Esto hará que la imagen consiga un mejor contraste sin quemarla (perder grandes zonas de imagen debido a un aumento excesivo de la luminosidad) tal y como se ve en el ejemplo:

Podríamos dejarlo así pero aún se puede mejorar un poco con un par de pasos más.

Volvemos al modo RGB (Imagen >> Modo >> RGB) y comprobamos en la herramienta niveles (Imagen >> Ajustes >> Niveles) que todo esté correcto. En mi caso veo que se han perdido algunos niveles de oscuridad. No importa. Simplemente arrastra mínimamente la flecha negra del mismo modo que hiciste antes con la blanca, hasta que tan sólo tenga en cuenta los niveles de la imagen. Después de esto vamos a proceder de igual manera que la toma de punto negro y punto blanco. Vamos de nuevo a Curvas y repetimos la operación de icono tinta negra/hacer clic en punto oscuro // icono tinta blanca/hacer clic en punto claro. Con esto habrás conseguido que la presencia de color sea mayor sin que se pierda contraste. En otros casos tal vez prefieras que no predomine ningún color por lo que para ello deberás jugar de nuevo con Curvas pero seleccionando uno a uno los canales correspondientes a los colores. (Lo veremos en otro tutorial).

El paso final es mejorar ligeramente el pequeño desenfoque que el escáner (o cámara digital) produce. Esto se soluciona con Máscara de enfoque. Presta atención:

Cada imagen requiere de una cantidad diferente de nitidez a través de esta herramienta formada por tres parámetros: Cantidad, Radio y Umbral.
Al cambiar el primero se aumenta el contraste entre píxeles adjuntos de manera que simula una especie de enfoque. Puedes ir probando en incrementos de 25 o 50 y detenerte cuando lo consideres necesario siempre que antes no aparezca un efecto desagradable en la imagen.
Ruido determina el área sobre la que se trabajará en los píxeles. Mayor desenfoque de la imagen implica que deba usarse un mayor radio.
Por último umbral sirve para disimular los pequeños “defectos” que hayan podido aparecer en la imagen dependiendo de los valores de cantidad y radio.

Puedes probar diversos valores o por ejemplo usar unos como 25,1,1 e ir aplicándolo varias veces hasta que veas que te gusta el resultado.

He aplicado 4 veces la máscara de enfoque con los valores que te he puesto antes y el resultado es este:

Se nota una ligera mejoría en el enfoque de la imagen, ¿verdad? Pues eso era el último paso asique lo que queda ahora es comparar la imagen que teníamos inicialmente con la que hemos obtenido al final. El resultado es éste:

Llegado hasta aquí sólo puedo decir que espero que te haya podido ser de utilidad. Recuerda que este tutorial, al igual que la inmensa mayoría de los que podrás encontrar por Internet, son de aspecto general; tan sólo marcan una serie de pautas a seguir. Los valores en los diferentes parámetros que influyen variarán en según qué casos. Tenlo en cuenta y no desesperes si las primeras fotos no quedan muy bien.

Skeku

Hay 2 comentarios

Deja tu comentario