Steam y LinkedIn: pequeños detalles de UX que marcan la diferencia

Los azares del destino han querido que estos últimos días me diera de bruces con dos situaciones realmente interesantes usando Steam y LinkedIn. Situaciones interesantes desde el punto de vista del estudio de la . Pequeños detalles que sin ningún tipo de dato adicional con el que poder justificarlos, bien merece la pena que sean revisados. A ver cómo lo veis.

Caso Steam

No voy a entrar en detalles sobre qué es Steam. Los que hayan sustituido las monedas de 25ptas por el Síndrome de Diógenes digital sabrán que en Steam se hacen un par de veces al año una serie de campañas de ofertas en las que los precios de los videojuegos caen hasta rozar valores totalmente ridículos, haciendo que las ventas se multipliquen de forma mareante.

Así pues, durante las últimas rebajas de verano y en la búsqueda de engordar más aún el listado de títulos que quiero tener (y que nunca jugaré), me encontré con la siguiente situación:

steam-no-button

La imagen de arriba muestra parte de la «lista de los deseos», una sección del perfil de usuario que nos permite guardar aquellos títulos o productos que nos interesan para poder echarles un vistazo rápido, accediendo a la página de la comunidad sobre el juego o la página de detalle.

El caso es que en época de ofertas es altamente probable que más de uno de los títulos en tu lista de deseados se encuentren en oferta. ¿Acaso no sería ideal poder comprarlos desde aquí?

Esa opción NO existe a día de hoy. De hecho si quieres comprar 3 títulos diferentes, debes dirigirte a la pantalla de detalle del primer producto, añadirlo al carro, volver al listado de deseados, ir al detalle del siguiente producto, añadirlo al carro, volver al listado de deseados… Y así tantas veces como sea necesario.

Y ojo porque como Steam no tiene en tu perfil el dato de tu edad, para poder ver el detalle de algunos juegos deberás introducir tu fecha de nacimiento mediante los típicos selectores. Más clics y pantallas intermedias.

El resultado es una experiencia muy frustrante y negativa desde el punto de vista de la experiencia que se ofrece al usuario. Tan negativa que yo de hecho no hice las compras. Y estoy seguro que no debo ser el único que se ha enfrentado a algo así.

Sin meterme en la complejidad de todo lo que pueda suponer (no creo que sea por dinero), un botón para añadir al carro desde la lista de deseados sería una mejora enorme, ¿verdad? ¿No aumentaría las conversiones?

steam-button

Sin embargo la falta de datos no me permite ir más allá y lo único que se me ocurre es que quieran generar un mayor número de páginas vistas pese a la clarísima pérdida de efectividad de una sección tan interesante como la lista de deseados de un usuario. Pero me extraña que quisieran perder ventas en momentos tan «calientes».

¿Qué decís? Me parece que es un cambio que repercutiría positivamente en ambas partes, facilitando la compra al usuario y generando ingresos para Steam.

Caso LinkedIn

Por otro lado el caso de LinkedIn creo que está hecho así precisamente para entorpecer la experiencia de usuario y que no realice la acción. Hablo del momento en que queremos realizar un borrado de múltiples contactos.

El primer paso para gestionar nuestros contactos es acceder a la sección correspondiente donde tenemos a nuestra disposición un buscador y un listado de los contactos actuales. Algo así:

linkedin-listado

Aquí reconozco que la pata la puede meter el usuario (mi caso) si no hacemos un escaneo visual de la pantalla. Y es que realmente desde el primer momento existe en la zona derecha un enlace de «Borrar contactos» junto al de «Añadir contactos».

Sin embargo por pura proximidad y porque empezamos a escanear los elementos desde la zona izquierda (salvando excepciones), podemos sentirnos tentados nada más entrar en la sección a seleccionar usuarios mediante el check correspondiente que aparece al lado de la imagen de cada contacto, esperando que alguna opción contextual de eliminación aparezca. Y en efecto nada más seleccionar un contacto, justo a la derecha, aparecerá un listado con el nombre de los seleccionados, el número total y un enlace que pone «Borrar». Mmmm, borrar… ¿qué podrá significar que me aparezca un enlace de borrar tras seleccionar contactos? No sé si me vais entendiendo.

Si os habéis encontrado en la situación en la que queríais eliminar bastantes contactos, sabréis que el proceso de selección lleva su tiempo. Luego le dais al dichoso enlace de borrar y os da la risa al comprobar que ese enlace lo que hace es borrar… la selección de los contactos. ARGH!

linkedin-listado-borrar

Cuando te das cuenta del tiempo perdido, te arrastras virtualmente hasta el recién descubierto enlace de «Borrar contactos», dispuesto a realizar una vez más el proceso. Y te encuentras con esto:

linkedin-borrar-contactos

Un listado mucho menos intuitivo en el que desaparece la imagen de perfil y el número de contactos del usuario, datos que pueden ser un gran apoyo para determinar a quien toca eliminar y a quien no. Es más, no existe un listado único sino que deberemos ir letra por letra y tampoco disponemos del filtrado por etiquetas.

¿Cómo lo veis? Para mí es una jugada maestra de LinkedIn con la que (me lanzo a la piscina) pienso que penalizan de manera deliberada el proceso de eliminación de contactos con el objetivo de mantener nuestras cuentas bien nutridas y rechonchas de contactos.

Sinceramente no recuerdo momentos tan frustrantes frente a la pantalla como los de estos dos casos mencionados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A continuación:

Fran Parreño

Fran Parreño