Cómo preparar una entrevista de trabajo para una empresa de 1.000 millones de euros

Cómo preparar una entrevista de trabajo para una empresa de 1.000 millones de euros
Estirando para salir de la zona de confort.

Tras este titular tan clickbait (pero real 100%) se esconden varios motivos puros de corazón: compartir algunas vivencias, organizar de una vez por todas los enlaces que tengo guardados en marcadores sobre cómo preparar de trabajo y por supuesto soltar un rollo macabeo.[1]

Pongámonos en situación: Siempre me he considerado una persona llena de inseguridades, privilegiada en el ámbito profesional. Nunca me ha faltado trabajo e incluso he tenido la suerte de poder elegir. Pero eso no quiere decir que en su momento no haya sido rechazado en procesos. Recuerdo allá por 2008 que en la primera charla que dí comenté el dato de haber enviado 2 C.V. y no haber recibido respuesta a ninguno. Me pillé tal rebote que supe que tendría que cambiar de estrategia.

Tener ese privilegio no quiere decir tampoco que no vaya a llegar el día en que me toque darme un hostión o que no sufra del síndrome del impostor.[2] Al final esto de sentirse así te vas dando cuenta que es algo que «viene contigo» y te haces a ello, intentando sacarle algún aspecto positivo.

Las personas inseguras como yo suelen buscar una validación externa que ayude a mitigar esa sensación de I have no idea what I’m doing. ¿Qué mejor forma de validar tus capacidades que poniéndote a prueba en una entrevista de trabajo?

Hay más razones por las que toca saber cómo preparar de trabajo, claro, no vayamos a pensar que vivimos en el mundo de la piruleta o que yo las he hecho siempre por el mismo motivo. Ana Asuero comenta aquí sus porqués y si yo tuviese que agrupar las motivaciones que te pueden llevar a iniciar un proceso de cambio de trabajo, me saldría una lista tal que así:

  • Te has quemado. [3]
  • Estás buscando un incremento salarial. [4]
  • Estás buscando un reto diferente al actual.
  • La empresa tiene un estatus o renombre que crees que puede abrirte puertas de cara al futuro.
  • Conoces a gente dentro del equipo con la que te gustaría trabajar porque crees que puede ser positivo para tu desarrollo.
  • Consideras que has cumplido una etapa en tu puesto actual y que es el momento de decir adiós[5]

Sea cual sea la razón, toca preparar la entrevista.

Siento decir que no hay una estructura válida a nivel worldwide y tampoco tengo consejos mágicos. Los procesos de contratación pueden variar mucho en función de la empresa, la localización, cultura y por supuesto del puesto al que quieras optar.

Algunos procesos son opacos hasta que te metes de lleno en ellos; otras empresas comparten cómo es de manera pública [6][7] o incluso te cuentan cómo evolucionan y se dan cuenta de las mejoras que aplican con el paso del tiempo. [8]

De todas formas algunas fases o procesos que sí suelen ser habituales y para los que hay que prepararse:

Breve introducción telefónica

Habitualmente todas las de trabajo empiezan de la misma forma. Es una manera de romper el hielo y comentar la jugada inicial. Sirve como primer filtro para no continuar avanzando en el proceso, poniendo sobre la mesa detalles que quizá no han quedado claros en la oferta publicada. Particularmente creo que no hay mucho misterio que resolver aquí. Simplemente se establece que ambas partes van alineadas antes de continuar.

Retos o prueba técnica

Más allá de la eterna discusión sobre hasta qué punto es necesario o justo pedir a un posible candidato o candidata que invierta tiempo de su vida en preparar una prueba técnica, el caso es que haberlas haylas.

Las pruebas técnicas de desarrollo no las tengo muy controladas pero en algunas ocasiones Youtube me ha recomendado vídeos de pruebas de este tipo:

En las pruebas relacionadas con diseño también hay un poquito de todo. Independientemente del detalle del reto o la tarea a realizar, ojo al dato: tengamos en cuenta que proponer una solución visual es parte de la resolución de esta fase pero también lo es el proceso y camino que nos ha llevado hasta ella. Indispensable explicarnos bien y sentirnos cómodos a la hora de justificar por qué hemos puesto-el-logo-más-grande.jpg

Más allá de eso, el framework con el que realizar la tarea puede variar mucho. Recomiendo estar mínimamente al día en lo que a herramientas de diseño digital se refiere y adaptarse a las que tu posible futura empresa está usando.

con una o varias personas con el equipo

Aquí entraría lo que son las behavioral interviews sobre aspectos más cotidianos de tus experiencias pasadas y cómo has afrontado determinadas situaciones. Hay muchísima información sobre este tipo de procesos. Un par de enlaces que tengo guardados porque me han ayudado a mejorar y descubrir conceptos que desconocía y he aplicado directamente son estos a continuación:

Landing a job at Facebook (súper útil), por Alberto Gragera.
Interview questions para managers, por Félix López.

Especialmente relevante lo del método S.T.A.R que comenta Alberto. Si se me hubiese ocurrido a mi me hubiese forrado vendiendo y cursos, maldita sea. ¡Qué manera tan sencilla y brillante de obligarte a sintetizar parte de tu trayectoria profesional!

Siguiendo los conceptos que están en las palabras que componen el acrónimo, el asunto es plantear o definir una situación en el pasado, las tareas que la persona evaluada tuvo que realizar ante dicha situación, las acciones que tomó y cuáles fueron los resultados alcanzados.[9]

Ambos artículos, tanto el de Alberto como el de Félix, amplían con su visión todo esto de cómo preparar de trabajo. Cosa fina.

Finalmente y ya para ir cerrando hoy, estos son otros aspectos a tener en cuenta a la hora de preparar las que considero básicos basiquísimos y son independientes tanto de la fase del proceso como del empleador en sí:

  • Ser una persona sincera.
  • Estudiarse un poco la empresa con la que vas a realizar el proceso: sus valores, objetivos, su equipo…
  • Sentirse cómodo o cómoda hablando con desconocidos sobre tus expectativas o tus flaquezas.
  • Preguntar todo lo que consideres necesario por muy absurdo que te suene.
  • Pedir feedback para mejorar al final del proceso, independientemente del resultado final.

C’est fini. Si hay interés en algún detalle adicional, mi email está a golpe de clic.

Bola extra: Gracias a Máximo me he enterado de este recopilatorio de preguntas que no vendría nada mal tener a mano cuando nos toque a nosotros hacer las preguntas durante el proceso: Reverse Interview for Designers

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A continuación:

It's always about the people

It's always about the people